Traspaso de mando presidencial: Cristina Kirchner a Mauricio Macri.

LENGUAJE-FACEBOOK-Cristina-Macri-Telam_CLAIMA20140506_0166_31

La joven democracia argentina, fatigada de tropiezos, viene ajustando sus modos y protocolos. Después del retiro y condena pública a las instituciones militares que supieron interrumpir los procesos democráticos desde 1930, el nuevo cuadro de poder – la nueva ola democrática – hacia fines del siglo XX trajo otra novedad a gran parte de Latinoamérica.

Si el fantasma de las interrupciones de los mandatos (golpes de Estado) implicó a la inestabilidad del propio sistema democrático y la caída del presidente estaba asociada al fin de la democracia, hacia los años 90 la región comenzó a experimentar el nuevo fenómeno de presidentes democráticos destituidos disociados del sistema democrático presidencial: democracias estables con presidentes inestables (1).

Este nuevo cuadro de sistema estable y mandatarios inestables vino a darse en una región (latinoamericana) de Democracias Presidencialistas de Baja Institucionalización, “democracias que poseen características que mantienen algún tipo de relación particular con las reglas escritas que enmarcan el proceso político” (2).

Estas Democracias Presidencialistas de Baja Institucionalización vienen caracterizadas por tres dimensiones principales: la conversión de un sistema organizado de partidos en configuraciones partidarias frágiles y eventuales, sin reglas claras ni dinámicas esperables, el poder proveniente de fuentes extrapartidarias (gobernadores, militares, paramilitares, empresarios, medios de comunicación, sindicalistas) y la centralidad presidencial que también diluye la controversia oficialismo/oposición convirtiéndola en una disputa presidente/oposición quedando el primer mandatario expuesto a los embates opositores.

Desde la nueva ola democrática llegada a Argentina en 1983, pasaron (hasta 2015) nueve presidentes de los que sólo tres pudieron cumplir sus períodos de mandato (Carlos Menem, Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner) (3).

En este marco (de baja institucionalización) es que caben las menores disyuntivas protocolares y, entre ellas, la del traspaso del mando presidencial. Es aquí donde empieza el insólito conflicto del bastón y la banda presidencial.

El 17 de noviembre, en vísperas del balotaje presidencial, el diario La Nación publica una nota de campaña de la que se recorta el siguiente fragmento:

Al ser consultado sobre si se imaginaba la foto del traspaso de mando con la Presidenta, Macri respondió: “Va a ser una foto… Los fotógrafos se van a pelear por ver quién capta mejor el momento. Va a ser un momento muy especial…”

La joven democracia argentina experimentó en 2015 el primer balotaje presidencial de su historia que sorprendió a oficialistas, opositores y encuestadores. Luego al partido ganador que, cuando asumió la inesperada victoria, se encontró en la tarea de armar sus cuadros directivos en el breve lapso establecido hasta la asunción: 17 días. “…es una locura la agenda electoral de este país. Es un tiempo muy corto, estamos todos abocados a trabajar las 24 horas”, dijo a la prensa el presidente electo Mauricio Macri.

Esta baja institucionalización referida, conjugada con la férrea y profunda oposición entre los bandos políticos, es la que hizo posible la insospechada y no menos insólita polémica sobre el traspaso del mando presidencial porque, al no estar completamente reglamentada la ceremonia, llueven las interpretaciones partidarias. En efecto, no figura en la Carta Magna ninguna referencia a la transmisión de los atributos presidenciales (7).

El único texto válido para la ocasión se encuentra en la Constitución de la Nación Argentina cuyo artículo 93 dice:

“Al tomar posesión de su cargo el presidente y vicepresidente prestarán juramento, en manos del presidente del Senado y ante el Congreso reunido en Asamblea, respetando sus creencias religiosas, de “desempeñar con lealtad y patriotismo el cargo de Presidente (o vicepresidente) de la Nación y observar y hacer observar fielmente la Constitución de la Nación Argentina”.

Así, el 24 de noviembre (2015), dos días después de celebrado el balotaje, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner citó al presidente electo a una breve reunión (19 hs) en la residencia presidencial de Olivos (4). Los únicos detalles de la reunión (no trascendieron datos oficiales) fueron revelados por Mauricio Macri a la prensa cuando salió de la residencia, 45 minutos después: “Fue una reunión cordial pero corta, en la cual dijo que me había convocado para hacer una felicitación personal” y confirmó luego en un programa televisivo (5) que Cristina Kirchner iría al Congreso para el traspaso:

“que haríamos el traspaso como corresponde en el Congreso de la Nación… se habían corrido muchas versiones y a mí me alegró que ella haya ratificado que estaba muy bien predispuesta a hacer la ceremonia como corresponde y darle el lugar a algo tan importante como un traspaso de mando…”

Presidencia de la Nación comenzaba entonces con los preparativos del traspaso mientras Macri distribuía cargos de su gabinete y dependencias hasta que las convocatorias públicas en las redes sociales se viralizaron y trastocaron los planes. En ese marco, los asesores de Mauricio Macri infieren acertadamente que el entorno (incluso dentro del Congreso) estaría copado por público afín a la presidenta y encendieron la alarma que dio inicio a la “operación del traspaso”.

Ya era tarde.

En la tarde del lunes 30 de noviembre, el futuro presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, advirtió en reunión a Julián Domínguez (presidente de la Cámara de Diputados en ejercicio) que si bien la jura se iba a hacer frente a la Asamblea Legislativa (en el Congreso), el traspaso se iba a realizar en la Casa Rosada. “Si bien es cierto que los últimos dos traspasos se hicieron en esta casa, los anteriores se habían realizado en la Casa Rosada, y Macri cree que la asunción o el traspaso tiene que hacerse en la Casa Rosada”, dijo Monzó a la prensa.

A raíz del cambio de posición, esa misma noche de lunes, la Secretaría General de la Presidencia de la Nación emitió el siguiente comunicado:

“La Constitución Nacional en su sección segunda, capitulo primero, en particular en su art. 93 reza: “Al tomar posesión de su cargo el presidente y vicepresidente prestarán juramento, en manos del presidente del Senado y ante el Congreso reunido en Asamblea, respetando sus creencias religiosas, de: “desempeñar con lealtad y patriotismo el cargo de presidente (o vicepresidente) de la Nación y observar y hacer observar fielmente la constitución de la Nación Argentina”.

Por ello, la Secretaria General de la Presidencia informa que la ceremonia de traspaso del mando presidencial se realizará conforme lo establecido por la Constitución Nacional, ante la Asamblea Legislativa en el Congreso de la Nación Argentina.”

Desde entonces se sucedieron innumerables capítulos de presiones, negociaciones truncas, operaciones de prensa y polémicas públicas al respecto.

El orfebre Juan Carlos Pallarols, encargado de realizar los bastones presidenciales desde 1983, ya había sido contactado por Mauricio Macri, a través del director de Ceremonial del Gobierno de la Ciudad Jorge Vidaurreta, para hacerse del bastón una vez que estuviese terminado. Enterado el Gobierno Nacional, un funcionario de Ceremonial y Protocolo de la Casa Rosada conminó a la secretaria del orfebre (Susana) a entregar el bastón en la Casa Rosada, hecho que finalmente se acordó con el funcionario de Ceremonial de la Casa de Gobierno Jorge Astudillo. Inmediatamente, Casa Rosada publicó en su cuenta de twitter, la foto del bastón presidencial (el trofeo) puesto sobre el remito de recepción firmado.

12b

Desde el macrismo asumieron que el caso no tenía retorno. Allí comenzaron las conversaciones con los medios de comunicación adherentes y la puesta en marcha del operativo de prensa. Mientras los canales oficiales continuaban, como desde un principio, publicando los preparativos del traspaso de mando en el Congreso Nacional, los medios Clarín y La Nación, a través de su frondosa cadena de prensa gráfica, radial y televisiva, comenzaron a publicar otro organigrama de protocolo armado por el macrismo.

“El traspaso presidencial va a ser en la Casa Rosada. Constitucionalmente, Mauricio (Macri) es presidente a partir de las 0 horas del 10. Él es quien decide qué se hace. Hasta el 9 a la noche decide Cristina. Y desde la medianoche decide el nuevo presidente electo”, afirmó Rodríguez Larreta en declaraciones a Radio Mitre, perteneciente al Grupo Clarín.

El argumento del macrismo, repetido en la cadena de los medios concentrados, es falso puesto que como la República sólo puede tener un presidente a la vez, la actual mandataria dejará de ser la jefe de Estado instantáneamente en el momento en que Macri preste su juramento, ni antes ni después, sin que sea necesaria otra ceremonia legal para la sucesión.

Así, mientras la C12ancillería argentina informaba que “han sido cursadas, y recibidas por los destinatarios, las invitaciones oficiales a la transmisión del mando presidencial a todos los jefes de Estado con los cuales la Argentina mantiene relaciones diplomáticas” (Información para la prensa Nº 285/15, 3 de diciembre de 2015), la Casa Rosada emitía el instructivo para la prensa para el Traspaso del Mando Presidencial 2015 (04.12.2015) y el Senado de la Nación publicaba que se puso a disposición de Macri “el total de las invitaciones para la transmisión del mando a realizarse el día 10 de diciembre a las 12 horas ante la Asamblea Legislativa” (05.12.2015)(6), los diarios Clarín y La Nación publicaban otro organigrama de protocolo producido por el macrismo.

La operación de prensa del Grupo Clarín incluyó además una sorpresiva invitación a Mauricio Macri al programa de Mirtha Legrand de Canal 13 donde el presidente electo pudo hacer pública su posición en la noche del 5 de diciembre:

“La Constitución en el artículo 93 dice: que el presidente jura frente a la Asamblea, pero no habla de la entrega de los atributos del Poder Ejecutivo. Donde sí habla es en el Reglamento de Ceremonial de la Presidencia de la Nación, en el artículo 114 dice: que ese traspaso de atributos debe realizarse en la Casa Rosada, en el Salón Blanco… Así lo hizo Perón, lo hizo Irigoyen, lo hizo Alvear, lo hizo Alfonsín, lo hicieron Menem, De la Rúa…Hablé hoy (con ella), le dije que le pido que reconsidere y que nos acompañe en el Salón Blanco como corresponde a la tradición, a la historia, porque lo que se ha hecho en el Congreso ha ido contra el tema de lo que es la costumbre tradicional. Yo la verdad espero que sea así porque, insisto, tenemos que ser un país normal y los países normales respetan sus tradiciones”.

tapa1

Clarín le dio voz de mando a Macri titulando (domingo 06.12.2015) que “Macri le dijo a Cristina que el traspaso será en la Rosada”, título que se repitió a lo largo del día en radio y televisión. Así el macrismo, en clara afrenta a la decisión presidencial y apoyado por los medios concentrados, ya organizó su propio protocolo citando al titular de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, como el encargado de entregarle los atributos presidenciales: el bastón y la banda sobre el fondo de la marcha de Ituzaingó.

Por la noche, después de un largo bombardeo mediático de Clarín y La Nación, la presidenta Cristina Fernandez de Kirchner hizo pública una nueva conversación telefónica con Macri ocurrida el sábado 5 de diciembre en horas de la tarde, a través de su cuenta de Facebook.

“Ayer en el acto en Don Bosco, Quilmes, Pcia. De Bs As. Pusimos en marcha 1ra etapa de electrificación Ferrocarril Roca, tramo Quilmes-Constitución y sus nuevos 300 vagones.

También inauguramos la nueva estación de trenes de City Bell y el nuevo paso a nivel. Nos acompañó el también nuevo intendente de la Ciudad de La Plata, el Dr. Garro de Cambiemos.

Inauguramos un jardín de infantes en Avellaneda, que había sido creado en 1966, pero nunca había tenido edificio propio. El nuevo, es muy moderno, cuenta con ascensores y aire acondicionado.

Como cierre, Mariano Recalde Presidente de Aerolíneas Argentinas, presentó el hangar n° 5, el más grande de Latinoamérica, que está prácticamente terminado y que permite albergar para reparación a la flota de Aerolíneas, inclusive sirve para el avión de pasajeros más grande que hoy se fabrica en el mundo: el Airbus 380.

El último hangar que se había construido en Ezeiza lo había hecho Perón cuando inauguró eEl Aeropuerto Internacional Gral. Pistarini.

Al finalizar el acto un colaborador me informa que el presidente electo había enviado un sms diciendo que quería hablar conmigo. Al llegar a Olivos –era imposible contestarle en medio de tanta gente- lo llamé…

Me pasan el celu y el presidente electo comenzó con un elevado tono de voz a exigirme que debía entregarle bastón y banda presidenciales en la Casa Rosada porque era “su ceremonia” y que si no lo hacía como él decía ¡La Corte Suprema de Justicia de La Nación! le iba a entregar los atributos, porque ya habían consultado.

Debo confesar que me sorprendió la exaltada –eufemismo de gritos- verborragia de presidente electo. Cuando logré que me dejara hablar –debe parecerles raro-pero quien hablaba del otro lado del teléfono parecía otra persona totalmente distinta a la que aparece en los medios e inclusive con la que he tenido algunas charlas. A tal punto que en un momento tuve que que recordarle que más allá de nuestras investiduras, el era un hombre y yo una mujer y que no corresponde que me tratara de esa forma.

Cuando pude hablar, intenté explicarle lo dispuesto por la Constitución Nacional en sus arts. 91 y 93. Pero que más allá de lo dispuesto por la CN el acto de trasmisión de mando, por simple comprensión de texto exige la presencia de 2 personas: la que entrega el mando y la que lo recibe.

Que no se trata de una ceremonia de nadie en particular, sino de un acto institucional, de un estado democrático y republicano en general. Que debe hacerse en el Congreso (art 93 CN) porque hasta que no preste juramento ante la Asamblea Legislativa no es presidente y que ni bien eso ocurra se le debe entregar en forma inmediata los atributos del Poder Ejecutivo. Y quien lo tiene que hacer es la que ha dejado de ser Presidenta en ese mismo instante o sea la que suscribe…

Que además quiere hacerlo cuanto antes para poder viajar a Sta. Cruz porque el vuelo regular de Aerolíneas Argentinas a  Río Gallegos sale a las 15hs y no me va a esperar. Quiero estar en la jura de Alicia Kirchner como Gobernadora de Santa Cruz, ya que postergó su asunción hasta las 20hs para que pudiera asistir.

El presidente electo siguió gritando y diciendo que no es así, que lo tengo que esperar en la Casa Rosada después de que el jure y hable en el Congreso y allí entregarle el bastón y la banda. Traté de explicarle que después que el jure yo ya no soy más Presidenta y que por eso tengo que entregarle banda y bastón ni bien él termine de jurar en forma simultánea, y es ahí cuando me dice, muy enojado, que yo lo tengo que acompañar -y me vuelve a repetir- porque es “su ceremonia”.

Bueno ahí pensé hasta acá llegó mi amor y le recuerdo 3 cosas:

La 1ra, que no soy su acompañante.

La 2da, que el 10/12 no es su fiesta de cumpleaños sino el día que asume como Presidente de todos los argentinos en un sistema democrático al que hay que respetar y que su símbolo mayor es la Asamblea Legislativa donde jura como Presidente y donde quien termina su período le entrega el mando.

La 3ra, que no pienso seguir tolerando en silencio, como hasta ahora, el maltrato personal y público que viene dispensando desde el mismo día en que lo invite a Olivos luego de felicitarlo por su triunfo. Ni tampoco las mentiras que se siguen propalando merced a una impunidad mediática nunca antes vista…

Lo he recibido con todo respeto e inclusive fui yo quien dije, como una opinión personal que el Presidente Provisional de Senado tenía que ser alguien de su partido, por la línea sucesoria y que pese a que la bancada del FPV tiene a partir del 10/12 mayoría absoluta de 41 senadores nuestro espacio iba a votar a quien el propusiera como pte provisional como una clara señal de gobernabilidad democrática. Es más me atreví a sugerirle que fuera Federico Pinedo, que además de ser un hombre de diálogo y un caballero iba a ayudar a la vicepresidenta electa a superar la dificultad objetiva de su salud para estar al frente de sesiones maratónicas como las que se suelen llevar a cabo con mucha frecuencia en el Parlamento.

También le dije que íbamos a votar como Presidente de Diputados a un miembro de su partido, por ser 3ro en la línea sucesoria, en nombre de la gobernabilidad. Tal como se lo dije ambas cosas sucedieron, se llevaron a cabo las ceremonias de juramentos de senadores y diputados y autoridades de ambas cámaras, con total ejemplaridad.”

14Al día siguiente, 7 de diciembre, el diario La Nación se despacha con una tapa que invierte 180° lo ocurrido titulando: “El traspaso más tenso: Cristina atacó a Macri, que confirmó el protocolo”. (8)

El 8 de diciembre (feriado nacional) el conflicto llegó a su punto cúlmine. Las segundas líneas de ambos bandos envían sus representantes a una reunión acordada a las 10.30 en el Congreso Nacional. Amado Boudou (Vicepresidente de la Nación) acompañado de Eduardo “Wado” de Pedro (Secretario General de la Presidencia) en representación de la Presidenta saliente Cristina Fernández de Kirchner y Federico Pinedo (nuevo presidente provisional del Senado) acompañado de Fernando de Andreis representando al Presidente electo Mauricio Macri, debaten más de tres horas mientras las inmediaciones del Congreso se colma de curiosos y periodistas en cobertura.

Allí, mientras todos los canales de TV de aire transmitían en vivo, la delegación oficialista se entera de que, en la noche anterior, Macri aceptó la idea de su equipo de hacer efectivo el envío de un pedido de medida cautelar al Poder Judicial para que dictamine que la Presidenta deje de su cargo a las 00 horas del día 10, antes de que asuma el electo.

Judicializado el conflicto, no hubo acuerdo. Los contendientes salieron del edificio comentando en off que se iba a un cuarto intermedio hasta las 17 horas.

Fuentes judiciales confirmaron a los medios que el pedido de medida cautelar fue presentado el lunes 7 de diciembre a la noche por Mauricio Macri y Gabriela Michetti, fórmula presidencial electa, ante la jueza federal con competencia electoral María Servini de Cubría. La magistrada a su vez giró la presentación al fiscal electoral Jorge Di Lello, quien resolvió dar lugar al pedido y devolverlo a Servini de Cubría para dictamen final.

A las 18.40 el periodismo apostado en las puertas del Congreso se agolpa ante la salida de los voceros oficialistas, Wado de Pedro y Oscar Parrilli (Director General de la Agencia Federal de Inteligencia):

“Venimos a transmitirles los resultados de la reunión… quiero iniciar esta manifestación recordando dos cosas: primero, que el día 24 de noviembre, cuando el ingeniero Macri se retiraba de Olivos manifestó dos cosas… que la reunión había sido muy cordial y que se había acordado además todo lo relativo al traspaso del mando y como muestra de eso quiero que todos ustedes escuchen, sobretodo la opinión pública, lo siguiente, lo que decía el ingeniero Macri ese mismo día.”

Allí Parrilli pide silencio a los periodistas y pone frente al racimo de micrófonos su celular emitiendo el video de Mauricio Macri en el programa de Alfredo Leuco (que mencionamos arriba). Luego continúa:

“El mismo ingeniero Macri reconoce allí que el traspaso se iba a hacer en el Congreso de la Nación. Posteriormente, no sabemos por qué motivo, comenzó a lanzar esta versión de que el traspaso y los atributos presidenciales quería recibirlos en la Casa Rosada. Frente a esto, obviamente, toda la discusión que hubo acerca de una u otra cuestión relativa a donde debía hacerse, nosotros seguimos entendiendo que eso es una disposición constitucional, está en la Constitución Nacional y no es voluntad nuestra modificarlo ni cambiar absolutamente ninguna de las pautas constitucionales al respecto.

Hoy tuvimos una reunión al mediodía… prácticamente acordamos todos los detalles relativos a seguridad, protocolares y demás… e hicimos una propuesta que se la vamos a acercar a ustedes, tanto el doctor Pinedo como el Secretario General del ingeniero Macri manifestaron que debían consultarlo con el ingeniero Macri… Ahí nos enteramos de que ellos habían iniciado una acción judicial con una medida cautelar… la verdad que nos llamó la atención que vinieran a la reunión por un lado a conversar con nosotros sobre este tema y por otro lado nos enteramos allí de que habían presentado una acción judicial.

Ustedes saben que en horas de la tarde hay un fiscal, el fiscal Di Lello ha determinado, por lo menos en un dictamen que está a resolver la doctora Servini de Cubría, de que el mandato presidencial finaliza el día 9 a la cero hora. Ante esta circunstancia, la Presidente de la Nación, a pesar de todas las acciones a las que ha sido sometida todo este tiempo de acusaciones infundadas, de acciones por parte de la justicia, no se va a exponer nuevamente a que, con este dictamen de fiscal, este mismo u otro fiscal la acuse a la Presidenta de usurpación de títulos viniendo a las doce a hacer entrega del mando.

Ante este dictamen del fiscal de que dice que el mandato termina a las cero horas del día 10 o las 24 del día 9, la Presidenta no puede concurrir doce horas después a hacer entrega de un mando presidencial cuando hay un fiscal que ha determinado que ya su función ha concluido… Por lo tanto, en estas condiciones, no están dadas las condiciones para que la Presidenta concurra al Congreso el día 10 de diciembre cuando tome juramento el nuevo Presidente…

A nosotros nos parece que esta actitud del ingeniero Macri y de su equipo de seguir insistiendo en dimes y diretes, en utilizar a la justicia para resolver este tema es lisa y llanamente poner una cortina de humo para los verdaderos problemas que tienen los argentinos… Por eso damos por concluida esta discusión, damos por terminado este debate, la Presidenta de la Nación no va a asistir al Congreso y esperamos que el Presidente asuma cuando él entienda que debe asumir.

Además alertamos que con este dictamen de este fiscal, doce horas los argentinos van a estar sin autoridad, no va a haber presidente en la Argentina. Esto es de una gravedad institucional tremenda, gravísima. Entre esto y un golpe de Estado es muy poca la diferencia”.

Finalmente, el miércoles 9 de diciembre de 2015, en horas del mediodía, la jueza federal con competencia electoral, María Romilda Servini de Cubría, falló a favor del pedido cautelar presentado al fiscal Jorge Di Lello (07.12.2015) determinando que el mandato de Cristina Fernández de Kirchner finaliza el día 9 de diciembre de 2015 a la hora 24.

De este modo, quedando la República Argentina sin presidente durante 12 horas, el puesto sería ocupado por el Presidente Provisional del Senado, Federico Pinedo (PRO).

Tarea para el próximo gobierno: recodificar los plazos de transición, plasmar por escrito el protocolo de traspaso del mando presidencial y diluír los monopolios mediáticos en pos de ir sumando institucionalidad a esta joven y maltratada democracia argentina.

 


NOTAS
(1) Desde 1978 hasta 2003, un 40% de los presidentes latinoamericanos sufrieron algún tipo de “desafío” a su estabilidad y el 23% efectivamente cayó. Durante la década de 1990 este fenómeno se tornó recurrente y lo sufrieron primeros mandatarios que habían accedido al gobierno con una importante legitimidad de origen.
(2) María Matilde Ollier, politóloga.
(3) Raúl Alfonsín, Fernando De la Rúa, Ramón Puerta, Adolfo Rodríguez Saa, Eduardo Caamaño y Eduardo Duhalde no completaron mandatos.
(4) Mauricio Macri tuvo que acceder a la Residencia Presidencial de Olivos por una puerta alternativa debido a que la normalmente utilizada para el ingreso fue desbordada por medios de prensa, efectivos de seguridad y seguidores del presidente electo.
(5) El programa televisivo al que acudió Mauricio Macri fue “Los Leuco”, conducido por el periodista Alfredo Leuco y emitido por el canal de cable Todo Noticias, perteneciente al Grupo Clarín.
(6) El comunicado completo del Senado de la Nación: La Presidencia del Honorable Senado de la República Argentina comunica que ha puesto a disposición del Presidente entrante el total de las invitaciones para la ceremonia de transmisión del mando a realizarse el día 10 de diciembre a las 12 horas ante la Asamblea Legislativa en el edificio del Congreso Nacional. Amado Boudou. Vicepresidente de la Nación. Presidente del Honorable Senado de la Nación.
(7) El bastón es una analogía del cetro de los monarcas europeos y las varas de mando que los virreyes y alcaldes coloniales utilizaron simbólicamente hasta la primera década del siglo XIX en nuestro territorio. Varios museos, como el del Bicentenario, conservan algunos de esos bastones, algunos de ellos verdaderas obras maestras de la orfebrería. La banda presidencial, mientras tanto, está inspirada en la banda de la Orden de Carlos III que lucen los reyes españoles desde 1771, con los colores de la Bandera argentina y un sol dorado en el centro. La Marcha de Ituzaingó es una pieza musical, que se ejecuta en todos los actos oficiales en los que interviene el presidente de Argentina para indicar su llegada, siendo junto con la banda presidencial y el bastón de mando uno de los tres atributos de su cargo. Se utilizó por primera vez a ese efecto el 25 de mayo de 1827, y —con la excepción de un interludio entre el 26 de enero de 1946 y el 28 de agosto de 1959, en que la reemplazó a ese efecto la marcha San Lorenzo— se ha utilizado desde entonces.
(8) Las operaciones de prensa por parte de los medios concentrados continuaron durante días, aun después del cambio de mando. La nota más notoria y desafortunada fue la escrita por el periodista Marcelo Bonelli, publicada en Clarín en el primer día de gestión del nuevo gobierno, en la que intenta radicalmente (sin fuentes) invertir la verdad de lo sucedido creando sospechas y rumores infundados.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s