Louis Antoine de Bougainville en Buenos Aires.

Puerto_de_Buenos_Aires_(Witcomb)

Terminada la Guerra de los Siete Años, apenas firmada la paz de París, el gobierno francés apuntó a las Islas Malvinas. Partiendo del puerto de Saint Malo, los malouines llegaron ese mismo año de 1763 a las islas en dos barcos, el L’Aigle (El Águila) y Le Sphinx (La Esfinge), al mando de Louis Antoine de Bougainville que bautizó con su propio nombre la colonia de Port St. Louis (hoy Puerto Soledad).

bougainville-in magellan strait

Tres años después, cuando el asentamiento francés superaba el centenar de personas, se decidió su desmantelamiento. Luis XV, rey de Francia, reconoció la protestada soberanía española a cambio de una indemnización. Bougainville se reunió con Felipe Ruiz Puente, próximo gobernador de las islas, en enero de 1767. Devolvió las islas de modo oficial y se fue, comisonado por Luis XV, a viajar alrededor del mundo con astrónomos, naturalistas y dibujantes. De esos días datan las líneas descriptivas del puerto de Buenos Aires publicadas en 1772 en Voyage autour du monde par la frégate du Roi La Boudeuse et la flute l’Etoile en 1766, 1767, 1768, et 1769 (1).

“No hay puerto en Buenos Aires, ni aun siquiera un muelle para facilitar el abordaje de los barcos. Los navíos no pueden aproximarse a la ciudad más de tres leguas. Descargan sus cargamentos en goletas, que entran en un pequeño río llamado río Chuelo, de donde las mercancías son llevadas en carros a la ciudad, que está a un cuarto de legua. Los barcos que han de carenar o tomar un cargamento en Buenos Aires, se van a la ensenada de Barragán, especie de puerto situado a nueve o diez leguas al Este-Sureste de esta ciudad.”


(1) 2 vols., 1772. Hay edición en español de esta obra, con el título de Viaje alrededor del mundo por la fragata del rey la “Boudeuse” y la fusta la “Estrella” en 1767, 1768 y 1769 …, con traducción de Josefina Gallego de Dantín, editado por Calpe, 1921.
Fotografía 1: Puerto de Buenos Aires hacia 1880.
Fotografía 2: “Monsieur Bougainville Hoisting the French Colours on a Small Rock Near Cape Forward in the Streights of Magellan.” From vol. 4 of David Henry’s An Historical Account of All the Voyages Round the World, Performed by English Navigators . . . (London, 1773). [Cotsen Collection]
Mons. Bougainville and his party landed on a small rock, which barely afforded room for four persons to stand on, and here they hoisted the colours of the boat, and repeatedly shouted Vive le Roi. . . . A Striking instance of the vanity by which the French nation is distinguished! [vol. 4, p. 194].
Durante la colonia francesa los ingleses llegaron a desembarcar en las islas. Desde entonces no dejaron de volver ni de competir con los franceses. “Monsieur Bougainville izando los colores franceses en una roca pequeña cerca del cabo, hacia adelante en las luces de Magallanes”.
Mons. Bougainville y su grupo aterrizaron en una pequeña roca, que apenas daba espacio para que cuatro personas se pararan, y allí levantaron los colores del bote y gritaron repetidas veces a Vive le Roi. . . . ¡Un ejemplo sorprendente de la vanidad por la cual se distingue a la nación francesa!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s