Plaza Miserere, 1867.

Plaza Miserere 1867

Concentración de carretas en (la actual) Plaza Miserere, Once, en la Ciudad de Buenos Aires. Las carretas debían andar de a muchas.

La operación requería bueyes de tracción y de reserva. Para cargar combustible había que parar con los animales en algún lugar donde pastorearan, lo que no siempre era fácil. Esto significaba que las carretas y los bueyes iban y venían, no necesariamente al mismo tiempo. Para ello era necesario personal que se hiciera cargo de los bueyes a lo largo de todo el camino (boyeros), que también iban y venían.

Las carretas, a pesar de su aspecto rudo, se rompían con cierta frecuencia, sobre todo cuando estaban sobrecargadas, algo relativamente normal. Para ello era necesario tener personal de mantenimiento.

Los viajes eran largos en tiempo. Era lógico que el personal quisiera llevar a sus cónyuges, amantes e hijos. Eso requería espacio adicional al de carga.

La gente se enfermaba, era necesario un mínimo de personal de sanidad.

Además se transitaba por tierras donde había indios no siempre amistosos, lo que requería algún tipo de elemento militar, amén de mercaderías adicionales para las negociaciones con los aborígenes.

Para poder cumplir con todo esto, había una economía de escala, que daba como resultado tropas de carretas de cierta magnitud.

Había un pequeño arroyo en las inmediaciones, que en tiempos de lluvia se hacía laguna, y obligaba a tomar la actual Hipólito Yrigoyen, de ahí surge ese quiebre de esta calle a esa altura, y allí llevaban los animales a beber. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s