Discurso de Alfonsín contra Clarín.

alfonsin

Discurso completo de Raúl Alfonsín
[13 de febrero de 1987]


Discurso del 13 de febrero de 1987 dado por el presidente Raúl Alfonsín en el marco de la inauguración de la Biblioteca Pública Intendente Julio Saguier, situada en el barrio de Villa Lugano, en la ciudad de Buenos Aires, en la intersección de la autopista Dellepiane y Escalada.

“Es propicia la oportunidad para que con la sencillez y claridad con que debemos hablarnos los argentinos, cualquiera sea el rol que ocupemos, reflexionemos un poco acerca de los que nos pasa.

Digo que es propicia la oportunidad porque hoy estamos atendiendo a dos temas que cada uno de ustedes sabe que tiene importancia fundamental en la calidad de vida de nuestro pueblo. Uno es el de la cultura, que hemos bautizado una biblioteca con el nombre de este ciudadano ilustre, mi querido amigo que fue Julio Saguier. Y otro es el problema, el tema, también importantísimo, del abastecimiento de la ciudad y del país, que, desde luego, ustedes conocen la importancia que tiene para el desarrollo, para la calidad de vida de nuestro pueblo.

Y se da esto en circunstancias especiales de la Argentina. Hemos recorrido mucho, hemos andado fuerte, pero la propia democracia que hemos reconquistado, al mismo tiempo ha puesto a la vista de cada uno de nosotros problemas que aparecían ocultos, y cada uno entonces procura hacer el esfuerzo necesario para resolverlos, desde el más humilde de los trabajadores hasta el presidente de la República.

Circunstancias, entonces, difíciles cuya superación depende de la voluntad del pueblo argentino, de la decisión que tomemos cada uno de nosotros, usted señora, usted señor, porque aquí no hay magias, aquí es el tiempo preciso para comprender que solamente a través del esfuerzo de conjunto es como vamos a poder superar la crisis y ser de nuevo el país que sabemos los argentinos todos que podemos ser.

Por eso el problema de la unión de los argentinos no es sólo un tema político, no está vinculado solamente a la paz en la que debemos vivir y desarrollarnos los argentinos. Esa unión es condición indispensable para que resolvamos nuestros problemas. Y esa unión está dada en el seno del pueblo argentino que por encima de cualquier otra cosa desea que los políticos no se anden peleando frente a un acto electoral sino que trabajen para la Argentina.

Hemos andado mucho, es cierto, pero también venimos de episodios tremendos. En la Argentina, quizás como en ningún país de la Tierra, quizás como en ningún país, amigos, se nos había pretendido acostumbrar al grotesco, cosas insólitas, inusitadas pasaron en nuestra Argentina; no solamente las vinculadas a toda esta noche oscura que hemos dejado atrás sino simplemente al grotesco, y a veces pareciera que ese pasado de grotesco nos quiere alcanzar cuando vemos por ejemplo de qué manera se pretende politizar todo en la Argentina, incluso acontecimientos que han de servir y tienen que servir para la alegría de toda la ciudadanía sin excepción y sin distinción de religiones.

El grotesco no puede instalarse de nuevo en la Argentina. Necesitamos de seriedad, seriedad que permita que cada uno ocupe el rol que le corresponde en la sociedad y actúe al servicio de la Nación en su conjunto con sentido ético, básico y fundamental, para servir no a un sector sino para servir al interés general de la Nación.

Circunstancias difíciles en las que pareciera que no existen ni la izquierda ni la derecha. No hay imputación de un lado hacia el otro lado. Por el contrario, la pretendida izquierda esgrime los argumentos de la derecha y la derecha los de la izquierda para estar volcada permanentemente en una oposición banal y trivial que nada tiene que ver con los intereses de la Nación.

No hay un juego político, no se ve la discusión entre los sectores, el pueblo no puede analizar cuáles son los distintos proyectos. Simplemente la oposición al gobierno y nada más, como si no se supiera que este es el gobierno del pueblo argentino que libremente eligió en las urnas el pueblo argentino.

Hay un deporte favorito de muchos medios importantes, el perverso deporte de desalentar a los argentinos, de hacer caer los brazos a los argentinos, si se habla de las cosas grandes de la república, con el sentido ético que tenemos que impulsar en nuestro país, para que seamos capaces de hacer lo que en su turno hicieron nuestros abuelos, se nos dice que nos escapamos de la realidad y si hablamos de las cosas pequeñas, cotidianas, pero que hacen a la solución de diversos problemas de nuestro pueblo, se nos dice que nos ocupamos de lo trivial, nada más que destrozar, este espíritu y este animo nuevo, que reclama la Argentina en su pueblo, seguro de que empinar el pueblo sobre su propia responsabilidad, habrá de lograr las mejores soluciones para adelante, es por eso que necesitamos con mucha fuerza poner los objetivos altos, pero trabajar también todos los días sabiendo que estamos corriendo para alcanzar el futuro, sabiendo que si no lo hacemos nos alcanza de nuevo el pasado.

Tenemos que trabajar para superar todo lo que pretende desalentarnos. Hemos andado mucho, hemos transitado un largo camino y con el esfuerzo de todos vamos a concretar estos sueños que nos venimos forjando cada uno de nosotros, los más grandes, no ya para nosotros, para nuestros hijos, y vamos avanzando y lo vamos a lograr.

Yo no les voy a pedir a los medios de difusión que varíen su prédica, soy respetuoso de la libertad de prensa, pero ustedes tienen un ejemplo hoy, en los diarios de hoy. Yo les pido que vean el Clarín, que se especializa en titular de manera definida, como si realmente quisiera hacerle caer la fe y la esperanza al pueblo argentino.

Yo respeto al diario el Clarín, y el Clarín respeta al presidente sin dudas, y no ha de pretender que calle su opinión. Lean ese artículo que está vinculado a los anuncios sobre la desocupación.

Sabemos que es un opositor acérrimo y no nos interesa. Sabemos también que es ese tipo de artículos el que aparece cotidianamente en el diario. Pero léanlo, porque en la forma falaz en que está presentada la noticia de una disminución de la desocupación en la Argentina es un ejemplo vivo contra lo que tenemos que luchar los argentinos.

Este no es un tiempo para flojos. En ningún aspecto no hemos tenido un solo flanco cubierto. Hay que ser fuerte y hay que trabajar mucho y el presidente no va a ser un flojo en ningún aspecto en la actividad política de la Argentina.

Yo no preciso fusibles ni voceros. Las cosas sobre cada sector las voy a decir yo y las vamos a llamar por su nombre. Este es el diálogo de la democracia, y en la democracia tenemos que aprender a decirnos la verdad y a decir siempre lo que pensamos.

Ahora hemos tenido este rebrote de la inflación. Aquí ha habido también falta de solidaridad, por eso es que es importante este mercado comunitario. Aquí estamos vinculando al productor, al productor agropecuario y al industrial de la agroindustria con el consumidor. Hemos hablado con el señor intendente municipal y los mercados comunitarios van a florecer en todo Buenos Aires.

Yo les pido a todos, a las señoras que sufren este tiempo de crisis, que no compren donde les quieren cobrar demás. Que busquen porque han de encontrar mercados como este donde los precios van a ser distintos.

Me decía una amiga que está realizando encuestas y se encuentra a menudo en la calle que fue a comprar un artículo hace tres o cuatro días y con relación a la semana anterior había subido un 25%. Porque es una mujer que le gusta indagar, habló con la fábrica de ese producto y le mencionó la fábrica y le dijo que no había aumentado en absoluto su precio, que era un abuso de la intermediación. Y como este ha habido otros ejemplos. Ha subido el dólar en enero, después bajó pero después lo subieron, en algunos casos sin solidaridad ninguna al impulso de ese aumento de los dólares.

Tenemos que dar la lucha entonces contra la especulación, encontrar la manera de defender nuestros pesos. No se trata simplemente de aumentos de salarios que a veces no pueden darse. ¡Qué más quisiera! Esto quisiera que se lo grabaran bien. Qué más quisiera el presidente de la Nación de poner los salarios que todo el mundo quiere. Pero esto puede ser absurdo si la economía no da, si la economía no crece, si no hacemos más entre todos, ponemos un aumento que no es nada más que nominal, a la semana siguiente los precios los alcanzan. Por eso es que estamos haciendo el acento en el salario real y por eso es que tenemos que encontrar otras formas también de apoyo al pueblo, a los que menos tienen. El PAN, porque no podemos solucionar todos los problemas y entonces el Programa Alimentario (Nacional). A los que menos tienen, el PAN para ayudarlos con los medicamentos, a los que desarrollan y desenvuelven un poco mejor, los mercados comunitarios, la búsqueda de otro tipo de soluciones y entre todos este esfuerzo magnífico, están ustedes dando un ejemplo a la dirigencia, a toda la dirigencia argentina sin excepción, entre la que me incluyo, frente a tanto negativismo, frente a tanta crítica.

Si no fuera por el pueblo argentino, si el pueblo y la nación fueran lo que Clarín dice que es, estaríamos todos destrozándonos entre nosotros. Es el pueblo argentino sin distinción de colores políticos, todos, los radicales, los socialistas, los justicialistas, que por encima de la banalidad, por encima de la trivialidad, por encima de todo lo que pueda ser nada más que fines electoralistas, está dispuesto a poner el hombro y por eso yo no me fatigo. A veces uno llega cansado y parece que la incomprensión lo voltea pero no me van a cansar a mí porque se que el pueblo argentino no se cansa.

Es entre todos, los hombres y las mujeres serias, los hombres y las mujeres honrados de la Argentina, así vamos a hacer nuestra patria y vamos a empinarnos como les decía y vamos a proclamar ante el concierto de las naciones que acá, en esta parte de Sudamérica, en el cono sur de Sudamérica, se levanta otra vez un pueblo dispuesto a presentarse al mundo para decirle presente a la modernización y al avance de la civilización.

Muchas gracias”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s