Macri desautoriza a Durán Barba en gesto al Papa.

15c

En los días previos al ballotage presidencial del 22 de noviembre de 2015, un periodista de DyN abordó casi íntimamente al Papa Francisco I al final de la audiencia general en San Pedro.

– ¿Quisiera mandarle un mensaje a los argentinos ahora que se aprestan a votar en el ballotage el domingo?
– No, no – responde el Papa – ya saben lo que pienso, que voten con conciencia.

Esta frase, tan contundente como ambigua, desató un mar de dichos e interpretaciones en la politizada Argentina de noviembre (2015) y, si bien fuentes de la Secretaría de Estado del Vaticano destacaron un gesto de neutralidad al decir que “un sacerdote no puede decir otra cosa” ante una contienda electoral, la cuestión fue debatida.

El candidato del Frente Para la Victoria, Daniel Scioli, que no dejó de mencionar los principios del Papa Francisco I durante toda su campaña electoral, apoderándose tempranamente del conocido sintagma de las tres T del Pontífice argentino, “Tierra, techo y trabajo”, encontró un guante que recoger para renovar votos:

“La gente es muy inteligente y se está dando cuenta de lo que yo defiendo. Están buscando a la fuerza generar las condiciones para una devaluación y un ajuste brutal en el salario de los más humildes y la clase media.”

“Insisto en este punto y en las palabras del Papa, que tengo entendido que se dio a conocer un tuit y pidió que se vote a conciencia, nos tienen que hacer reflexionar a todos respecto del accionar de estas expresiones del capitalismo salvaje cuando quieren volver a poner de rodillas a la Argentina”.

“Cuando ha dicho en las últimas horas «votemos a conciencia» es todo un mensaje en profundidad, que la gente vaya a buscar a quien cree que lo va a defender más. Conmigo podrán estar a favor o en contra, pero un día no digo una cosa y otro día otra, como está haciendo Macri.”

El periodismo político argentino opositor y los enviados de la alianza opositora Cambiemos, debatieron la frase papal acercándola otra vez hacia la neutralidad. Pero horas más tarde, en una conferencia de prensa en Jujuy, minutos antes del cierre de campaña de Mauricio Macri, el ecuatoriano Jaime Durán Barba, se expresó en otro sentido:

“Lo que diga un Papa no cambia el voto ni de diez personas aunque sea argentino o sueco.”

Fiel a su estilo pragmático y conocedor de encuestas, Durán Barba logró inclinar la balanza papal hacia favor del candidato Scioli, incluso despreciando el peso (en votos) que pudiera implicar la intervención de Francisco I.

Esto desencajó al candidato de Cambiemos, Mauricio Macri, que salió a desautorizar a su jefe de campaña vía Twitter, en un hecho que no dejó de llamar la atención política, dada la rotunda, conocida y respetada verticalidad imperativa del consultor filas adentro de la coalición.

Durán Barba no terminó allí su alocución. Acentuando su opinión del poco peso electoral del factor religioso, no dudó en reconocer que

“nosotros estamos a favor de la libertad de la gente. Que cada uno haga lo que quiera. Y si una señora quiere abortar, que aborte… Nosotros no estamos en contra de nadie. Ni de los homosexuales, ni de las religiones”, y “quien quiera abortar que aborte y quien quiere ser homosexual que sea homosexual”.

Ante las declaraciones de Durán Barba, considerado casi alter ego del propio candidato, Mauricio Macri hizo público un twit, incluso en veda electoral, desmarcándose por primera vez de su jefe de campaña y acaso con intenciones gestuales hacia la Iglesia.

15b

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s